“Patrimonio del aire” abanicos históricos en el Museo Nacional Frei Manuel de Cenáculo

¿Sabías que con la llegada del liberalismo constitucional los abanicos se convirtieron en mensajeros directos?

Por un lado, mostraban en sus dibujos insignias, alegorías de la libertad e incluso alusiones directas a los personajes políticos del momento. En virtud de ese motivo fueron censurados en variopintas ocasiones, y sus portadoras encarceladas (1). Por otro lado, y como los mensajes escritos o dibujados en ellos podían ser tan variados como las desconfianzas inquisitoriales, persiguieron tales objetos incluso por llevar diseñados querubines alusivos al amor. En este caso, el Santo Oficio consideraba que “hacía irrisión de las cosas sagradas, por representarse a los ángeles” (2). Esta prohibición se dio en España, pero las persecuciones proliferaron desde la época de la Ilustración en toda Europa.

¿Sabías que tus abuelas o bisabuelas usaron los abanicos, más modestos o lujosos, con el objetivo no sólo de darse aire y refrescarse, sino también de comunicarse gestualizando? Los lenguajes, significados y mensajes de los abanicos son múltiples, y a menudo se relacionaban con la difusión de mensajes vedados socialmente. Así podían traspasar las rígidas normas sociales imperantes en las centurias previas, y de hecho proliferaron en el contexto de la esfera femenina desde el mil ochocientos (3). Dichos temas fueron abordados en la sesión impartida por María Zozaya en el Museo Nacional Frei Manuel de Cenáculo de Évora (MNFMC), el 10 de septiembre de 2022, en una sesión que nacía de un libro sobre una exposición histórica de abanicos.

Charla de María Zozaya ante los cuadros y la vitrina con las partes de un abanico. Foto: MNFMC.

La iniciativa fue impulsada por la directora de este museo, la doctora Sandra Leandro, quien tuvo la magnífica idea de que la conferencia tuviera lugar junto a dos cuadros del MNFMC, donde son representadas figuras de la realeza portuguesa portando abanicos. En este caso, se trataba del «Retrato da Infanta D. Joana de Bragança» pintada por Manuel Franco (1650-1653) durante el reinado de João IV (1604-1656), natural de Vila Viçosa (Évora). Era de la hija de dicho rey, con quien Portugal consiguió la independencia del reino de España, y cuyos reales aposentos aún se pueden visitar, y en ellos se ubica el posible origen de la pintura, según Reynaldo Santos (4).

En torno a estos abanicos giraron las cuestiones iniciales de la charla de Maria Zozaya. Comentó de ambos retratos de la infanta portuguesa que el abanico negro podría remitir al lujo o a la elegancia. En el cuadro de menor formato, pintado por un autor desconocido cuando la Infanta era más pequeña, el color negro se extiende al traje y el abanico. Esto podría ser tanto el indicador de su estatus de pertenencia a la élite como un indicador del código del luto o semiluto. En el retrato realizado por Manuel Franco, el abanico podría haber sido pintado de negro después de la infanta fallecida, según sugiere Zozaya a raíz de que aquella murió en 1653, precisamente la fecha aproximada de la datación del cuadro.

Estas teorías y dudas planteadas se resolverán cuando la DGPC consiga reunir fondos para limpiar estos maravillosos cuadros, donde sugiero que podrá aparecer alguna sorpresa, e incluso verificar si se trata del mismo abanico. Cuando se restaure el cuadro se verá la calidad de los materiales con que estaban realizados. Probablemente de plumas de avestruz, según se intuye levemente en el perfil del retrato de Manuel Franco; y tal vez desvelará que este abanico tenía más colores. En cualquier caso, permitirá realzar la textura de las piezas, y deducir los materiales con los que confeccionaron tales abanicos.

Dentro de lo que permite ver la oscuridad del cuadro, y respecto a la tipología, en el retrato de Manuel Franco creemos identificar un abanico de globo que, siguiendo los estudios de otros elementos paralelos del libro que trató María Zozaya aquel día, podría ser resultado de la moda implantada por Catalina de Médicis y, concretamente, los ilustres perfumeros italianos que rodeaban su cortejo:

Durante el resto del siglo XVI ya es frecuente ver en retratos de damas españolas abanicos plegables, lo que no se observa en los de francesas hasta el XVII, pues Catalina de Médicis había puesto en boga los de pantalla, rodeados de plumas, que vendían en París los perfumistas italianos que la acompañaron (5).

Presentación de María Zozaya en el MNFMC. Foto: Rui & Sandra Leandro.

Otro de los apartados de la charla de Zozaya se orientó a explicar la pieza de cultura material, en desvelar las “lecturas de la vida de un abanico”: la vida y muerte de un abanico desde el proceso de creación del paisaje, a la conjunción con las varillas, o la propia fase de composición que lleva a escoger un país (6), para insertarlo en unas varillas y otras, con los padrones o guardas más elegantes, que podían incluso tener un espejo. Tales decisiones a la hora de escoger las piezas que componían los resultados del abanico final, motivan que estos objetos sean piezas únicas, a menudo diferentes, porque eran compuestos a mano. En este sentido, la realización de los abanicos requiere un gran conocimiento, cuyo saber secular se está perdiendo, por lo que en París está considerado Patrimonio Inmaterial protegido.

También condiciona la vida del abanico o la ruptura del mismo por algún accidente. Estos son testimonios directos de las emociones y altercados de la propietaria del abanico, junto con sus posteriores reparos, que a menudo eran verdaderos “apaños” como bien ejemplificó la muestra del abanico dorado, con patrones de restauración casera que se repite en piezas similares. Estos rest e indican que la familia perdió su posición económica o, como sugirió Sandra Leandro, que fuesen ser utilizadas sólo en la privacidad del hogar. En este sentido la charla fue muy enriquecida por los asistentes al debate, además de la mencionada, Nuno Pardal, Luís Días, Andreia Santos Silva,….

Vitrina con las partes de un abanico, para explicar las lecturas de su vida, por María Zozaya, en el Museo MNFMC. Foto: M. Zozaya.

La charla con los elementos prácticos que mostraban las diversas partes de los abanicos con la demostración de los códigos tuvo lugar en el Museu Nacional Frei Manuel do Cenáculo. Fué anunciado en la DGPC del siguiente modo, que recordó a la oradora que no podía olvidar hacer una pequeña teatralización de los gestos empleados para transmitir códigos con el abanico, según recogían los tratadistas del siglo XIX:

«Quer saber mais sobre leques? Os sinais que transmitiam, a sua linguagem? Venha à próxima sessão do «Cenáculo: Clube de Leitura» no Museu Nacional Frei Manuel do Cenáculo que será apresentada por Maria Zozaya-Montes, Investigadora no CIDEHUS- Universidade de Évora. Maria Zozaya não só explorará o livro sobre uma Exposição de leques em 1920, como trará pelo menos um exemplar que manejará com desembaraço.» (8)

Parte de explicación gestual de los códigos del abanico. Intenta adivinar a qué significado remite la imagen. Foto: MNFMC.

En lo que respecta al ciclo en que tuvo lugar la conferencia, se titula “Clube de Leitura” del Museo Nacional Frei Manuel de Cenáculo busca promover la lectura de libros relacionados con las artes. Las sesiones son coordinadas por el equipo que dirige la doctora Sandra Leandro, que se encargó de coordinar y presentar esta sesión junto con Duarte Fernandes y Andrea Santos Silva.

El libro escogido: María Zozaya escogió como punto de partida de los comentarios de la lectura el catálogo de Joaquín Ezquerra, Exposición del abanico en España, Sociedad Española de Amigos del Arte, 1920 (MadridSociedad Española de Amigos del Arte, 1920) que puedes descargar haciendo clic aquí.


Imagen del libro Joaquín Ezquerra, Exposición del abanico en España, 1920, ejemplar online. Foto: MNFMC.

REFERENCIAS

(1) María Zozaya, “Cultura política en un abanico constitucional. Cambios y permanencias del doceañismo en los símbolos del Trienio Liberal (1820-1823)”, In Giacomo Pace Gravina, Francesco Mastroberti, Daniela Novaresse (Coords ). Messina : Ius Regni, 2021, pp. 71. Dspace: click aquí.

Review: María Zozaya-Montes, «1821, El año del destino. Nuevo libro sobre la oleada del Liberalismo en Europa», Ingenieros prisioneros, ISSN 2444-8060, 15 mayo 2022. https://ingenieros.hypotheses.org/1289

(2) Joaquín Ezquerra Bayo, Exposición del abanico en España, Sociedad Española de Amigos del Arte, 1920, p. 40.

(3) María Zozaya, “La Sombra. Mujer y familia en un club privado masculino. El Casino de Madrid, 1836-1920″, Revista Historia Contemporánea. 49, 2014 (II). Online: https://dspace.uevora.pt/rdpc/handle/10174/14980?mode=full

(4) Reynaldo Santos (1857), según recoge la DGPC, o Dirección General del Patrimonio de Portugal, en su base de datos Matriz referida al Museu de Évora, «Retrato da Infanta D. Joana de Bragança» http://www.matriznet.dgpc.pt/MatrizNet/Objectos/ObjectosConsultar.aspx?IdReg=13653

(5) Joaquín Ezquerra Bayo, Exposición del abanico en España, Sociedad Española de Amigos del Arte, 1920. Puedes bajarlo aquí.

(6) El país es el papel o tela que lleva el abanico, el paisaje del abanico o su dibujo. Ver la imagen de la junta de Andalucía.

(7) Cita de la sesión “Joaquín Ezquerra, Exposición del abanico en España. Madrid, Sociedad Española de Amigos del Arte, 1920. Cenáculo: Clube de Leitura (com Maria Zozaya-Montes). Org. Sandra Leandro, Diretora, Museu Nacional Frei Manuel do Cenáculo. 

Partes de un abanico. Fuente: Junta de Andalucía, Gobierno Andaluz.

Sugerencia de cita de esta entrada:

María Zozaya-Montes, «”Patrimonio del aire” abanicos históricos en el Museo Nacional Frei Manuel de Cenáculo» (review 10 sept 2022, MNFMC), Corporativismo y grupos profesionales, ISSN 2605-3519, 16 nov 2022, disponible en: https://corporativo.hypotheses.org/1309



Citar este post
María Zozaya-Montes (2022, 16 noviembre). “Patrimonio del aire” abanicos históricos en el Museo Nacional Frei Manuel de Cenáculo. Corporativismo y grupos profesionales. Recuperado 16 de junio de 2024, de https://doi.org/10.58079/n4vt

María Zozaya-Montes

Sobre la webmaster de este blog OpenEdition: M. Zozaya Montes trabaja desde 2013 en el CIDEHUS, Universidad de Évora, Portugal. Es investigadora, actividad con la cual ha publicado varios libros y recibió varios premios (Extraordinario de Doctorado, y de Licenciatura de la Complutense, UCM; Premio Villa de Madrid; Asociación de Historia Social; y Real Maestranza de Caballería de Ronda).

More Posts - Website

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInFlickrYouTube

María Zozaya-Montes

Sobre la webmaster de este blog OpenEdition: M. Zozaya Montes trabaja desde 2013 en el CIDEHUS, Universidad de Évora, Portugal. Es investigadora, actividad con la cual ha publicado varios libros y recibió varios premios (Extraordinario de Doctorado, y de Licenciatura de la Complutense, UCM; Premio Villa de Madrid; Asociación de Historia Social; y Real Maestranza de Caballería de Ronda).

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 08/03/2023

    […] a dicha conferencia internacional, donde  se centró en la cultura política. Concretamente, en abanicos y cerámicas convertidos en objetos políticos para difundir el ideario del liberalismo  español […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search